viernes, 14 de mayo de 2010

Un mapache le arranca el pene al hombre que intentaba violarlo

 Alexander Kirilov, un mangurrino ruso de 44 años, estaba pasando el fin de semana con sus amigos, se emborrachó y se le ocurrió que sería divertido penetrar a un mapache.


Sin embargo el animal, asustado, saltó sobre el agresor y le asestó una dentellada en el pene, según ha informado el diario británico The Sun.
"Cuando vi el mapache pensé en pasar un buen rato", declaró Alexander a los cirujanos moscovitas que se quedaron sorprendidos cuando vieron la calamidad.

Los cirujanos plásticos rusos están intentando restaurar sus genitales, que han quedado destrozados después de la brutal mordida del mapache agredido.

Uno de los amigos que asistieron al suceso ha comentado que aunque puede que su pene vuelva a funcionar de nuevo lo que los cirujanos no pueden hacer es reconstruir lo que el animal arrancó. "Eso se ha ido para siempre, así que no tendrán mucho con lo que trabajar", ha sentenciado.

lunes, 3 de mayo de 2010

3 de mayo día de los fusilamientos y de los gamones en Ubrique


Hoy 3 de Mayo, a parte de celebrar un hecho tan destacado en la historia de España como fue Los fusilamientos en la Montaña del Principe Pío o como se conoce popularmente "Los fusilamientos del 3 de mayo"; también celebramos el Día de los gamones en Ubrique.

El gamón blanco es una planta silvestre, similar a un espárrago gigante, que brota en los alrededores y que los ubriqueños recogen en la sierra días antes de la celebración.

El ritual de esta tradición centenaria es el siguiente: se colocan los gamones en la base de la hoguera el tiempo suficiente como para que la savia de su raíz bulbosa se caliente.

Sin embargo, aún queda la parte más difícil, que requiere una destreza especial. El experto saca el gamón del fuego, comprueba que humea por la base del tallo y se acerca ésta al oído: si el sonido evoca a un globo desinflándose por una minúscula abertura, está listo para “ser explotado”.

Al tiempo que saca el gamón de la candela, dedica jubilosamente el “crujío” a la salud de alguna persona, mientras se gira buscando la superficie más cercana contra la cual fustigar furiosamente la planta. Si todo sale bien, la base del tallo del gamón reventará a la primera, provocando un intenso ruido sordo. La gente entonces lo aclama, aunque si por el contrario el gamón pierde su vigor y el reventón es imperceptible, las risas y metáforas chanceras por parte de los asistentes están aseguradas.

De manera informal, se realizan concursos que otorgan premios al gamón más grade, al igual que todos los años se intenta establecer en cada candela cuál ha sido la “crujía” más fuerte.


El hecho es que tal celebración no está tan desencaminada con la celebración del levantamiento contra los franceses ya que se cree que el origen de tal fiesta es del siglo XIX, cuando un destacamento francés ocupó la zona y parte de la población huyó a la sierra. Estos, al verse desarmados hacían explotar con fiereza los gamones contra las piedras a fin de que el enemigo creyera que los del lugar estaban fuertemente armados.
Búsqueda personalizada